Diferencias entre imagen e identidad corporativa

Diferencias entre imagen e identidad corporativa

Diferencias entre imagen e identidad corporativa

 

El éxito de todo negocio depende de una correcta implementación de los aspectos que influirán en su reputación en el mercado al que se dirige.

La identidad corporativa es uno de esos aspectos, y no es lo mismo que la imagen de tu marca, aunque sí influye en ella.

Identidad corporativa: lo que la empresa piensa de sí misma

Podemos decir que la primera y fundamental diferencia entre imagen e identidad corporativa es que la identidad es lo que la misma empresa, negocio o marca piensa sobre sí, mientras que la imagen es lo que la audiencia piensa sobre ella.

En primer lugar la empresa o negocio planifica su propia identidad, construye cómo quiere ser percibida, cuáles son los lineamientos que la identifican.

De manera que, la identidad corporativa es un aspecto muy controlable, y es importante para que los miembros de la organización y sus colaboradores puedan comprender de qué va el negocio y cómo deben actuar y tomar decisiones con base a su filosofía de identidad.

Por otra parte, la imagen se relaciona más con la forma en la que la audiencia o público objetivo percibe la marca, también con las creencias y actitudes de tal público objetivo. En este caso se puede decir que la imagen no es controlable.

La imagen corporativa puede generarse a partir de la identidad

Aunque hemos dicho que no se puede controlar la imagen corporativa, esta sí puede construirse a partir de la influencia o efecto de la identidad corporativa.

Según el alcance de los elementos identitarios de la empresa o negocio se puede generar una constricción de imagen.

Para esto se debe invertir en campañas publicitarias, en marketing de contenido, inbound marketing, marketing de redes sociales, entre otras acciones.

A través de diferentes estrategias de comunicación las marcas pueden dar a conocer su identidad e influir en la forma en la que son percibidas.

En este sentido, si el negocio comete un error en la comunicación su imagen puede verse afectada, aun y cuando su identidad siga intacta, porque el error afectará la forma en la que es percibida la marca.

Se puede modificar la identidad corporativa mientras que la imagen no

Aunque ya lo hemos mencionado, es importante hacer énfasis en esta realidad que revela una gran diferencia entre imagen e identidad corporativa.

Mientras que en la identidad corporativa se lleva a cabo un proceso activo, con la participación de miembros de la marca y con la toma de decisiones, con la imagen corporativa no puede hacerse lo mismo.

La imagen corporativa se da a través de un proceso pasivo, un proceso que depende de la retroalimentación de la audiencia, y se puede conocer cómo se perciba la imagen de tu negocio a través de acciones de Social Listening.

Por tanto, es fácil modificar la identidad corporativa, pero hacer cambios en la imagen es difícil, aunque con una buena estrategia se pueden generar modificaciones en la percepción de tus clientes ideales.

La imagen corporativa existe desde siempre así no tengas identidad corporativa

Esta es la última diferencia que te presentaremos, y es que la imagen siempre existe y existirá, sin importar si cuentas con una identidad corporativa.

Sin embargo, es muy importante que cuentes con la identidad corporativa, con un manual de identidad visual que esté diseñado para transmitir una imagen positiva y atractiva, que se genere una buena reputación entre tus clientes potenciales.

Si todavía no cuentas con una identidad corporativa, contáctanos, ponemos a tu disposición a nuestros profesionales y con toda seguridad podrás posicionar tu negocio en el mercado generando una imagen corporativa conveniente a tus objetivos.

Related posts

¿Que opinas sobre esto?